LOS 10 AUTOS DE JUAN DEVERILL

Juan Deverill es un viejo conocido en la industria automotriz argentina. Desde muy joven arrancó en Renault, cuando todavía estaba bajo la órbita del Grupo Antello. Luego pasó por Nissan, Grupo Piaggio, Car One (donde sigue siendo director comercial), para finalmente tomar el comando del Grupo Haval, una de las marcas chinas que están desembarcando en la Argentina. Ahora tiene el desafío de instalar en la mentalidad argentina que una marca china –como Great Wall– puede ser competitiva en el difícil segmento de las pickups, y otra –como Haval– también puede aspirar a ser premium.

Pero además de tener esa trayectoria, Juan es un verdadero gentleman driver, un connoisseur, de esos que prefiere las emociones de un buen clásico a tener en su auto lo último en conectividad.

Es Presidente del grupo haval argentina.
Nació en Buenos Aires, en 1971
Está casado y tiene 2 hijos.

Sus 10 autos

  • 1

    Citroën 3CV

    Era de mi vieja, modelo ‘77, y con él aprendí a “mover un auto”. De hecho la que me enseño fue ella, ¡que también le enseño a manejar a mi papá! Pasa que mi mamá siempre fue una mujer muy moderna, casi “de avanzada” y manejaba desde los 18 años el Valiant de mi abuelo. El 3CV iba perfecto con ella porque era encantador y rarísimo: esa primera hacia atrás, el tirador para el arranque, la manija para abrir la ventilación, ¡se abría el techo!… incluso me acuerdo que tenías que ir a Warnes a comprar una especie de “C” para sostener la ventanilla abierta. Todo divertidísimo.

  • 2

    Renault 9 GTL

    Me lo quedé cuando mi viejo se compró un Renault 19, así que fue técnicamente mi primer auto propio. Yo estaba recién casado y se lo compré, digamos, “en comodísimas cuotas” (risas). Para la época (’94 aprox.) seguía siendo un autazo: tenía aire acondicionado, un buen estéreo, dirección asistida… La verdad es que anduvo bárbaro durante los dos años que lo tuve.

  • 3

    Renault Twingo

    Fue el sucesor del 9 GTL y lo compré para mi Esposa. Era negro y tenía llantas Momo, una hermosura. Definitivamente el Twingo es uno de los diez autos que me representan. De hecho tuve dos, y tendría uno sin problemas hoy en día.

  • 4

    Renault Laguna (2000)

    Fue uno de los autos que tuve en mi época de Renault. Era un V6 de la primera genera, y fue uno de los mejores modelos que la marca vendió en Argentina. De hecho creo que fue uno de los mejores autos que tuve. Era lindo, fino –el mío era color champagne, con interior beige de cuero–, tenía 200 caballos… era una nave espacial para la época y lo disfruté muchísimo.

  • 5

    Haval H6 Coupé

    Es el auto en el que me muevo ahora, y me encanta. Yo estoy acostumbrado desde hace varios años a andar en SUV y estoy muy familiarizado con el mercado chino, así que puedo decir que el cambio generacional que tuvieron las marcas chinas es impresionante, y Haval lo viene liderando por lejos. La H6 Coupé es un gran producto y tiene todo lo que necesito: potencia, una gran insonorización y buen diseño.

  • 6

    BMW 3.0 CSL

    Hay algunos autos-íconos que me gustaría tener, aunque para eso tendría que vender un riñón (risas). Uno es la coupé BMW 3.0 CSL, que tiene un diseño insuperable, con esos parantes finísimos y una elegancia suprema. Para mí define todo lo que tiene que ser una coupé, y me gusta hasta en la versión Batmobile, la que tenía los calcos, faldones y el alerón inmenso.

  • 7

    Lamborghini 350 GT

    Otro de mis autos-ícono, pero más allá del hermoso diseño, porque es un símbolo de ambición y superación. El 400 GT y el Miura tal vez hayan sido autos mejores, pero el 350 fue el primer Lamborghini, y le fue a pelear directo a Ferrari. Se dice que “uno se mide contra quién se pelea”, y ahí es donde el fabricante de tractores dejó claro que quería ser el mejor fabricante de autos.

  • 8

    Triumph Thruxton (2012)

    Dicen que si te comprás una moto y cuando la estacionás no te das vuelta para mirarla cuando te vas alejando, te equivocaste de moto. Yo no me equivoqué, tengo una Triumph Thruxton que me encanta. Me gusta el diseño, el andar, que sea icónica. Estoy muy contento con esa moto y casi te diría que no necesito ninguna otra.

  • 9

    Nissan 370Z

    Otro auto que recuerdo con mucho cariño. Tuve varias coupés “Z” en mi época de Nissan y todas tenían ese “algo” que te hacía sentir parte de la idiosincrasia de la marca. Era un símbolo. Si tenías una coupé Z es porque te gustaba la marca, y me parece que ese tipo de apego se fue perdiendo.

  • 10

    NIssan Tiida

    Lo considero casi como a un hijo, al menos un hijo de mi trabajo. Me tocó configurarlo, me tocó organizar el lanzamiento, me tocó ponerle el precio… Por eso siento que el producto final en Argentina fue 100% mi responsabilidad. Y al principio fue un poco difícil, porque era una marca que estaba acostumbrada a vender SUVs y pickups, y veníamos con un auto que tampoco era “el” auto. Pero lo configuramos de una manera que logró una competitividad fenomenal en Argentina contra productos muy arraigados como el 307 o el Focus, que eran los líderes en el segmento de hatchbacks medianos. Y terminó siendo un gran éxito.

  • +1

    Renault 12 (‘90)

    Este es inolvidable, pero porque tiene una historia de particular sufrimiento conmigo. Era de mi vieja, en una época rara de la Argentina (por la híper de fines de los ’80). La cuestión es que el 12 sufrió conmigo tres accidentes graves –de los cuales conservo algunas marcas en mi cuerpo–, pero sin embargo se la bancó con una resiliencia ejemplar. El primero fue casi destrucción total, el segundo casi que también, y el último un poco más leve. Pero el auto se la bancó muy bien, y reparaciones mediante siguió cumpliendo sus funciones. La verdad es que lo recuerdo con mucho cariño… estoy vivo gracias a él (risas).

PELÍCULA DE AUTOS

The Italian Job (1969)

CANCIÓN RUTERA

Thunder Hollow Breakdown (Brad paisley, 2017)

MARCA DE AUTOS

Alfa Romeo

PAÍS DE AUTOS

Italia

PRIORIDADES DE UN AUTO

1. Diseño/onda
2. status/marca
3. performance/diversión
4. Seguridad
5. calidad/confort
6. Bolsillo
7. Conectividad
8. Usabilidad/practicidad

“Hace ya más de 25 años que uso vehículos de flota. Así que comprar autos para mí es algo bastante anormal. Entré al mundo de los autos por Renault y a partir de entonces fui cambiando de auto más o menos cada 6 meses. Había épocas en las que tocaban modelos mejores…y otras en las que tocaban peores…”

“No me gustan tanto los autos modernos. yo creo que en cierta manera los autos fueron perdiendo el alma; sobre todo esa manera de mostrar la idiosincrasia de los países donde eran fabricados. ahora que son más un commodity que otra cosa. Con las motos pasa distinto, y eso las marcas lo cuidan muchísimo.”

“El avance de la industria automovilística china es fenomenal, y desafía todas las preconcepciones que tenemos. Hoy cualquier auto chino es igual o superior a cualquier producto Mercosur. Yo, con Haval, me animo a competir de igual a igual con cualquier marca coreana y siento que estamos a un pasito de alcanzar a las europeas. Y en tres o cuatro años agarrate, porque la industria china va a estar por arriba.”

COMENTARIOS