LOS 10 AUTOS DE DAVID NALBANDIÁN

David Nalbandián es uno de los mejores tenistas argentinos de la historia. Fue miembro destacado de la famosa “Legión Argentina” que arrasó los courts en la primera década de los años 2000, y llegó a estar muy cerca de ser Número 1 del mundo luego de ganar el Torneo de Maestros de 2005 (nada menos que a Roger Federer). Pero, además, David siempre fue un apasionado por las carreras de autos y sobre todo por el Rally (como buen cordobés). Tal es así que, luego de su retiro del tenis en 2013, inició una promisoria carrera en el Rally Argentino, llegando a ganar su primera carrera oficial en 2019. / R.T.

fue jugador de tenis profesional entre 2000 y 2013 y ahora es piloto de rally y empresario
Nació en unquillo, provincia de Córdoba, en 1982
Ganó 383 partidos y 11 torneos en el ATP tour y llegó al puesto número 3 del ránking mundial en 2006. Le ganó 8 veces a Roger federer, 2 a Rafael nadal y 1 a Novak Djokovic.

Sus 10 autos

  • 1

    Dodge 1500 Rural

    Tenía caja automática y fue el primer auto en el que aprendí a manejar. Debo haber tenido unos 14 y andaba por Unquillo con mi mamá de acompañante y maestra. Hasta que en un momento “me dejó” porque la cabeza ya no le daba más (risas). De la Dodge tengo muchos recuerdos porque viajábamos bastante, íbamos en carpa a ríos y lagos, nos metíamos en cualquier lado.

  • 2

    Citroën Ami 8

    Fue el otro auto en el que terminé de aprender a manejar. Me subí al tiempo de haber empezado a manejar el Dodge. Es ese momento no había tantos autos como hay hoy, no era tan grande el pueblo y era todo más tranquilo. Mis hermanos más grandes me salían conmigo para enseñarme.

  • 3

    Ford Ka (Mk I)

    Fue el primer auto que me compré yo solo. Yo tenía 18-19 años, ya había juntado unos pesos jugando y justo había salido el Ka, que era de los modelos más económicos que había y me alcanzaba para eso. Así que fue una de mis primeras inversiones. Fue el auto de mis primeras salidas con amigos.

  • 4

    Peugeot 206

    Al Ka reemplacé con un Peugeot 206. Lo usé bastante como auto normal, pero con el tiempo lo convertí en un "World Rally Car" (risas). Lo ensanché, le puse llantas, gomas de competición, caja arrimada, y hasta motor 2 litros. De todos los que me compré es al que más cariño le tuve y de hecho todavía lo tengo: está en casa en el garaje.

  • 5

    Chevrolet S10 High Country

    Vivo en la montaña y hago todo el tiempo 2 kilómetros de tierra. Y para eso una pickup es incomparable, por un tema de practicidad. Tenía una BMW X6 y la vendí, porque la iba a destruir. Necesitaba algo más acorde a donde estoy viviendo y no una SUV de lujo. Así que ahora ando en una S10 High Country.

  • 6

    Rover 200

    Los autos me gustaron desde siempre. Cuando era más chico, que no tenía carnet de conducir ni nada, el auto de mis sueños era el Rover 200. Me parecía divino estéticamente.

  • 7

    Lamborghini Gallardo

    A medida que fui creciendo, Lamborghini se convirtió en mi marca favorita. ¿Cuál prefiero? Todos, en el orden que salieron (risas). Tuve la suerte de manejar, alquilado por supuesto, un Gallardo en Miami. Es un auto 4x4 y es totalmente distinto a los tracción delantera, te cambia todo. Son otra liga. Son autos totalmente distintos a todo, casi de carrera, que no los podés usar en ningún lado. Salvo en una pista y tenés que poner varios juegos de gomas...

  • 8

    Volkswagen Gol GTI (1ra Gen.)

    El primer auto de carrera al que me subí fue un Gol GTI de los viejos, los cuadraditos. Fue en Unquillo, y tenía 14 años. Se corría el Rally Provincial y un amigo me llevo a dar una vuelta. Yo ya jugaba al tenis y mi viejo no quería saber nada, porque sabía que también me gustaban los autos y las carreras. En el tenis ya se vislumbraba que me podía llegar a ir bien, y el automovilismo era mucho más caro (risas).

  • 9

    Citroën Xsara WRC

    Me subí a muchos autos de WRC. Son los Fórmula 1 de la tierra, por tecnología, tracción, frenos, suspensión… tienen todo. Algunos los manejé y en otros anduve de acompañante de pilotos grosos. El que más recuerdo fue el Xsara WRC, que más por el auto fue por el piloto que me llevó y el lugar. Tuve la suerte de acompañar a Carlos Sainz en el Shakedown del 2004 acá en Córdoba, en Tierra Alta en el circuito del Pro Racing, donde “hicimos” el mejor tiempo del día (risas).

  • 10

    Toyota GR Yaris

    Debuté en el Campeonato de Rally Argentino con un Chevrolet Agile, después armamos un Onix y ahora estamos corriendo en un Toyota Yaris. Y hablando de Yaris, hace poquito pude probar el nuevo GR en el Autódromo de Buenos Aires. Es un auto 4x4, con el que se puede jugar mucho con la transferencia de potencia. Tiene un chasis prácticamente de carrera, es muy liviano y dobla y frena muy bien. Me encantó.

  • *

    Harley Davidson Panhead 1951

    En mi familia somos muy moteros, pero por sobre todo, fans de Harley. Tenemos modelos de 1948, 1951, 1970, con sidecar, sin sidecar. Lo impresionante de Harley es que cambian muy poco: el cuadro es prácticamente igual, y la moto en general es la misma. Yo tengo una también una Fat Boy 2010 y la verdad es que no hay tanta diferencia con la 1951. Me quedo con la ’51 porque es más especial.

PELÍCULA DE AUTOS

60 segundos (2000)

CANCIÓN RUTERA

Antes y después (Ciro y los persas, 2010)

MARCA DE AUTOS

Lamborghini

PAÍS DE AUTOS

Italia

"Desde que tengo recuerdo siempre me volvió loco el rally. Tengo fotos a upa de mi vieja viendo pasar a los 205 Turbo 16, a los Lancias, a los Audis… Todos esos autos del Grupo B que eran increíbles."

"Sobre el final de mi carrera tenística hacía las dos cosas. El tenis era la presión por los resultados, los sponsors, la prensa, etc. Con el automovilismo entré de manera amateur y me empezó a gustar. Y si bien cada vez me metí más de llen, nunca llegué a hacerlo de forma tan profesional como el tenis. Pero me apasiona."

"Es impresionante lo que avanzaron los autos de rally. Todos recordamos a los de Grupo B, que eran hermosos y súper potentes, pero poca tracción y poca suspensión. Por es también eran muy peligrosos, muy salvajes. Los WRC actuales van mucho fuerte y mucho más firmes. Me impresionan más estos que aquellos, a la hora de aplicar la potencia y el frenado, y sobre todo lo que aguantan las suspensiones. Ves imágenes de hace 20 o 30 años y los autos venían rebotando, y ahora caen y se planchan al piso. Es increíble. Por eso me quedo con los de hoy."

COMENTARIOS