LOS 10 AUTOS DE ALINA MOINE

Alina Moine es una de las primeras periodistas que logró romper con la dinámica machista que siempre ha predominado en el periodismo deportivo local. A fuerza de convicción, carisma y profesionalismo, se hizo un lugar en la televisión argentina y le abrió la puerta a muchas otras jóvenes que están demostrando que las mujeres también pueden hablar de deportes, incluido el automovilismo. De hecho, Alina es una cara muy familiar para los aficionados a los autos, ya que desde hace varios años realiza la cobertura del Rally Dakar.
Fresca, divertida y –por supuesto– bellísima, la chica, de autos, sabe.

Es periodista deportiva, conductora y modelo.
Nació en Rosario, en 1979
conduce el programa Agenda Fox Sports y forma parte del noticiero Central Fox, donde se ha destacado como enviada especial en el Rally Dakar.

Sus 10 autos

  • 1

    Fiat 600

    Como soy la más grande de cinco hermanos, para mi papá siempre fue una cuestión de supervivencia que yo sepa manejar. Él siempre me decía que si estaba sola con mis hermanos y llegaba a pasar algo, yo tenía que poder subirme al auto y llevarlos a donde sea necesario. Por eso me enseño desde muy chiquita. Mis abuelos tenían un campo en Córdoba, en San Francisco, y cada vez que íbamos ahí practicaba. En realidad desde los siete u ocho ya me sentaba en la falda y giraba el volante, pero cuando tuve la altura suficiente para llegar a los pedales ya empezaron las clases en serio. Era con un Fiat 600 de mi abuelo del que no me olvido más. Así que a los 14 años ya sabía manejar.

  • 2

    Ford Ka

    Fue el primer auto que me compré, y era usado, claro. Hacía poco que había llegado desde mi Rosario natal para trabajar en Buenos Aires y tenía 24 años. Pero ese Ka no fue el único: al año me pude comprar uno cero kilómetro. La verdad es que lo elegí porque era barato, tanto el usado como el nuevo. En ese momento era un auto de tres puertas, chiquito, y tenía la sensación de que el Ford era un auto fuerte.

  • 3

    Audi A1 Sportback

    Es el auto que tengo ahora y es EL auto que quería tener, desde que lo vi en un viaje a Berlín hace unos años. De hecho, cuando lo compré salí como una nena con vestido nuevo de la concesionaria. Estaba re zonza, me leí el manual de punta a punta y salí el primer sábado que tuve a probar todo (¡ahí me di cuenta que no tiene puerto USB!). Yo me considero una chica muy sencilla, pero la verdad es que trabajo desde los 18 años, con mucho sacrificio, y aprendí que tenía que ahorrar por sobre todas las cosas. Pero hoy que tengo 38, también entendí que me puedo dar algunos gustos. Ahora estoy muy feliz con este auto. ¡Fue el mejor regalo que me hice!

  • 4

    Jeep Wrangler

    Es el auto que más me gusta. Yo soy muy rústica. Me gusta más el día que la noche, el aire libre, viajar... Y además no me gustan las camionetas-auto (bueno, ahora se les dice SUV, ¿no?); prefiero las camionetas clásicas, cuadradas, para usarlas y embarrarlas a morir. El Wrangler es perfecto para eso, me encanta.

  • 5

    Toyota Hilux

    Ya llevo cinco coberturas del Dakar, que es una de las cosas que más me gusta hacer profesionalmente. En los viajes entre etapa y etapa andamos mucho en las camionetas de la organización, y la verdad es que me encanta manejarlas. Siempre hay Amarok y Hilux, pero me quedo con la Toyota, es un tractor.

  • 6

    Chevrolet Camaro (2018)

    Tuve la posibilidad de manejar el modelo 2018 hace poco en el Autódromo de Buenos Aires y... ¡uau! Realmente vuela. Acelera muy rápido, no te das cuenta y ya estás a 150 km/h. Ahí me acordé de lo que me decía mi papá de manejar a conciencia (risas). Además, es hermoso estéticamente. Me parece un auto bello, sin exceso de firuletes. Es que yo soy simple y me gusta lo simple. Igual es un auto muy exclusivo y calculo que para la gente que lo compra debe ser el tercer o cuarto auto... No sé si tendría uno, pero me encantó la experiencia. ¡Ah, y además soy muy fan de Bumblebee! [N. del E.: el personaje de la saga Transformers, “representado” por un Camaro].

  • 7

    Audi A3 (2002)

    Es un auto que recuerdo con mucho cariño. Era modelo 2002 y me lo compré en 2009. Estaba impecable y para mí fue increíble pasar de un Ka a un Audi, de hecho fue un camino de ida. El ex dueño, un señor muy amable, me dijo: “la primera vez que te subas a un Audi no te vas a querer bajar más. Te va a costar mucho manejar otro auto”. Me pareció un poco exagerado, pero… ¡me pasó! Me compré un auto después –un Peugeot 208, que era un muy lindo auto, con muy buen andar–, pero los autos alemanes son mejores, no hay con qué darle.

  • 8

    Ferrari 512 BB

    Me encantan las Ferrari, pero del único modelo que me acuerdo es de la ‘Berlinetta Boxer”, porque era mi carta favorita en los Tope & Quartet. El auto era hermoso y, además, ¡le ganaba en casi todo a las demás! Yo tengo un hermano varón más chico y me la pasaba jugando con él. Es más, ahora que recuerdo, me enojaba si le regalaban autitos a él y a mí no.

  • 9

    Fiat 600 (2)

    Otra vez el Fiat 600, pero esta vez porque lo recuerdo como uno de mis juguetes favoritos cuando era chica. Era marca Duravit, que hacía unos modelos bastante grandes, de color naranja y prácticamente indestructibles. ¡Yo al 600 lo usaba hasta de patineta! (risas).

  • 10

    Batimóvil (2005-2012)

    Todos los autos de Batman me gustan, pero el de las películas de Christian Bale [N. del E.: La trilogía Dark Knight dirigida por Christopher Nolan] me encantó. Eso de que sea medio como un tanque de guerra me pareció muy original, y que se pueda transformar en moto fue increíble.

PELÍCULA DE AUTOS

El Transportador (2002)

CANCIÓN RUTERA

(I Can’t Get No) Satisfaction, (Rolling Stones, 1965)

MARCA DE AUTOS

Audi y Jeep

PAÍS DE AUTOS

Alemania

PRIORIDADES DE UN AUTO

1. Practicidad
2. Conectividad
3. Seguridad
4. Diseño/Onda
5. Bolsillo
6. Calidad/Confort
7. Performance/Diversión
8. Status/Marca

“El auto es para mí algo casi terapéutico. Mi familia vive en Rosario y cada vez que estoy estresada agarro el auto, me voy a Rosario y tengo 300 km de ida y 300 km de vuelta para desconectar. Voy escuchando música, mirando el campo, el verde. Me gusta mucho viajar.”

“Los autos franceses son muy lindos y tienen muchos chiches, botoncitos y lucecitas. en cambio, Los autos alemanes me parecen más tradicionalistas, pero son lo mejor que hay mecánicamente. son mis favoritos.”

“Antes los motores solían calentar, y me acuerdo que mi Papá siempre llevaba una botella de agua arriba del auto. Cuando me compré el primer auto, que ya era más moderno, ¡Igual andaba con una botella de agua adentro del baúl, Por las dudas, como hacía mi Papá! (risas). Mis hermanos me gastaron una década.”

COMENTARIOS