LOS 10 AUTOS DE ALEJANDRA MARTÍNEZ

Sí, Alejandra es la famosa cordobesa que llegó a la final de la segunda edición del reallity show Gran Hermano, allá por 2001. Pero ese fue solo la plataforma para su fructífera carrera en los medios. Fue conductora de varios programas, hasta que en 2008 desembarcó en el popular programa de autos El Garage TV, donde estuvo casi 8 años, desde 2010 hasta 2018. En el interín también participó en otros programas de TV, fue modelo y se recibió de contadora en la Universidad de Córdoba. Hoy reparte su tiempo entre el nuevo canal de noticias IP (donde conduce el noticiero matutino), Directv Sports (noticiero deportivo de la tarde) y Canal 9 (en el programa Aquí está el fútbol, junto a Macaya Márquez) / R.T.

ES periodista deportiva, conductora de TV y modelo.
Nació en Córdoba, en 1979
Se recibió de periodista en TEA Deportes y de contadora pública en la universidad nacional de córdoba. Está casada y tiene dos hijos.

Sus 10 autos

  • 1

    Mazda 121

    Aprendí a manejar recién a los 28 años porque hasta ese momento realmente nunca tuve la necesidad. Cuando vine de Córdoba a Buenos Aires vivía en pleno centro y me manejaba para todos lados en subte. Además, cuando estás dando tus primeros pasos el auto es un costo muy alto. Pero luego me casé, quedé embarazada, nos fuimos a vivir un poco más lejos y compramos un Mazda 121 modelo 94, para mí. ¡Era un huevito hermoso, súper práctico! Técnicamente aprendí en una academia con varios autos distintos, de hecho rendí con un Renault 12 que no tenía dirección (¡cómo sufrí!). Pero la verdad es que aprender-aprender, fue con el Mazdita...

  • 2

    Peugeot 206

    Fue mi segundo auto y este sí que lo elegí yo. Me gustaba mucho en esa época porque era el modelo “del momento”. A mí me gustan los autos compactos, porque soy muy “bicho de ciudad”, la Capital es un caos y me gusta poder estacionar en todos lados. El 206 me acompaño unos cuantos años y le guardo el mejor de los recuerdos.

  • 3

    Honda HR-V

    La recuerdo mucho porque fue mi primer 0 kilómetro. Pero me duró poco igual. En esa época ya tenía 2 hijos (¡tengo!) y pensé en el tema del espacio interior y la practicidad de tener un baúl más grande, así que me había pasado a una Ford EcoSport. Y para un cumpleaños, Juan me sorprendió con la Honda HR-V blanca, ¡divina! Y el olor a nuevo de los 0km te queda grabado, no se te va más. Pero al poquito tiempo nos fuimos a vivir a General Rodríguez y como la cosa estaba medio “rara”, Juan dijo “hay que comprar un auto blindado”… Y chau HR-V.

  • 4

    Jeep Grand Cherokee

    … Y el auto blindado fue una Jeep Grand Cherokee, que era usada. La verdad es que Juan tenía un poco de razón, porque para llegar a nuestro barrio había que pasar por un par de zonas medio picantes. Para lo que yo venía acostumbrada, la Jeep era un mamut. Muy grandota, pesada, imposible de estacionar… “¿Cómo pasó esto, me dije? ¿Por qué estoy manejando este mastodonte? Mi siguiente auto lo elijo yo”. Y así llegó mi amado A1. Las camionetas definitivamente no son para mí.

  • 5

    Audi A1

    Es el que tengo ahora. Lo amo. Mi marido a veces me dice que lo cambie y me compre una SUV pero mi respuesta siempre es “¡no!”. Ya tuve camioneta, todo bien, pero a mi dame un auto chico, práctico y lindo… como el A1, y soy feliz. Reconozco que es un auto un poco egoísta, porque tiene solo dos puertas. Pero si el auto es para mí, ¿para qué necesito dos puertas más?

  • 6

    Ford Mustang

    Uno de los autos más espectaculares que tuve la oportunidad de manejar. Cuando Ford lo presentó en el Autódromo de Buenos Aires nos invitó y pude dar un par de vueltas. ¡El nivel de adrenalina que genera esa bestia es increíble!

  • 7

    Porsche 911

    También me tocó cubrir la Copa Porsche Argentina. Y ahí tuve la posibilidad de subirme de copiloto un par de veces. Pasa que estos autos ya estaban preparados para la competición, y la diferencia se nota mucho. Me hubiese gustado poder manejarlo yo, pero por otro lado son tan bestias esos autos que me da un poquito de miedo (risas). En definitiva, si el Mustang es el auto más emocionante que manejé, el 911 fue el más emocionante en el que estuve.

  • 8

    Volkswagen Scirocco

    Dentro de los autos más “terrenales”, siempre me gustó mucho el Scirocco. Es como cuando entra una chica o un tipo lindo a un lugar y te das vuelta para mirarlo. Bueno, con el Scirocco me pasaba eso. La verdad es que me hubiese gustado tener uno… pero era como un poco demasiado para mí (risas). Pero como diseño sigue siendo uno de mis modelos favoritos.

  • 9

    Bugatti Chiron

    A mí me encantan los autos deportivos, sobre todo por el diseño. Pero no me imagino teniendo uno. Ahora, si se trata de soñar y fuese millonaria creo que el primer auto que me iría a comprar es un Bugatti. No me acuerdo bien los nombres de los modelos, pero seguro sería el último que salió.

  • 10

    Ford Falcon

    Nosotros éramos 5 hermanos y siempre era complicado transportarnos todos juntos. Un día cayó mi papá con el Falcon a casa y fue un acontecimiento. Me acuerdo exactamente del momento en el que nos asomamos por la ventana y estaba el Falcon, imponente, hermoso. Con ese auto nos íbamos de vacaciones, los 5 atrás (bueno, eran otras épocas).

  • *

    Volvo FM

    Ok, no es un auto, pero manejar un camión es una experiencia de la que no me olvido más. Nunca pensé que iba a tener la oportunidad de hacerlo. Fue en una presentación que hicieron en La Rural. Primero dije “yo no puedo manejar esto”, pero la cuestión es que lo terminé haciendo. En un trayecto corto, claro, pero lo suficiente como para tenerlo en mi lista de logros conductivos (risas). La verdad es que los camioneros son medio magos, no me imagino cómo hacen para maniobrar esos monstruos, ¡y además con los acoplados!

PELÍCULA DE AUTOS

Rápido y furioso (2001)

CANCIÓN RUTERA

Everybody’s changing (keane, 2004)

MARCA DE AUTOS

Audi

PAÍS DE AUTOS

Alemania

PRIORIDADES DE UN AUTO

1. Diseño/onda
2. usabilidad/practicidad
3. Seguridad
4. calidad/confort
5. performance/diversión
6. Bolsillo
7. status/marca
8. Conectividad

“Después de gran hermano trabajé un poco como modelo publicitaria y luego probé como conductora en un programa de deportes extremos. El dueño de la productora era fanático de los autos y las carreras, así que íbamos a cubrir todo tipo de categorías los fines de semana. En la apertura había un auto que entraba derrapando en una cantera y yo me bajaba muy canchera. ¡Pero yo en esa época ni sabía manejar! ”

“Trabajé casi 8 años en el Garage TV. Yo conducía un programa de Golf y me tocó cubrir el Ford Kinetic Invitational, un torneo para profesionales y amateurs, y terminé invitada a la fiesta de fin de año de Ford. Ahí conocí a los chicos de el Garage TV a los pocos días me llamaron para hacer un casting. Y quedé. fue una gran experiencia. ”

“No me considero “experta” en el tema autos, pero durante todo el tiempo que estuve en el Garage tuve la oportunidad de manejar muchos modelos distintos y de aprender bastante. Yo siempre digo que a las mujeres los autos nos entran más por los ojos. Al menos a mí me pasa. Primero miro el diseño y después empiezo a analizar el resto de las características, como motorización, robustez y todo eso.”

COMENTARIOS