NUEVO KIA PICANTO 2017

NUEVO KIA PICANTO 2017

¿Qué es? La nueva versión de uno de los modelos más vendidos de la marca para el segmento A (citycars), de gran aceptación en todo el mundo.

¿A qué apunta? A actualizar este exitoso modelo mediante leves correcciones en su diseño exterior y a profundos cambios en su estructura, interior y equipamiento disponible, en respuesta a la ferviente competencia del segmento a nivel global.

¿Qué hay de nuevo? Este nuevo Picanto está construido sobre una nueva plataforma, que promete mejores prestaciones dinámicas, una dirección más directa y generosas dimensiones interiores para su categoría –incluyendo un baúl de 255 dm3–, a pesar de mantener el largo de tan solo 3,56 m. El interior fue rediseñado para lucir mucho más moderno, incorporando mejores materiales y una cantidad de equipamiento que lo distingue de sus rivales, incluyendo  un centro de infotainment “flotante” de 7”; también se hizo foco en mejorar la insonorización. La seguridad es otro punto destacable, ya que puede ofrecer hasta siete airbags, ESP, una cabina que emplea aceros de alta resistencia (un 12% más rígida que la anterior) y la posibilidad de contar con frenado autónomo de emergencia. Se presentó con dos motores que ya estaban disponibles en la generación anterior (1,0 L de tres cilindros y 67 CV y 1,25 L de cuatro cilindros y 84 CV), pero la novedad será el nuevo motor turbocomprimido de 1,0 L (T-GDI) y 101 CV, que arribará a finales de año. Las cajas continúan siendo manual de cinco marchas o automática de cuatro (solo disponible para el motor de 1,25 L). El exterior exhibe cambios más sutiles: la trompa ahora tiene la “nariz de tigre” mucho más presente e integrada con las ópticas de renovado diseño; la línea de carácter en sus laterales es mucho menos marcada y se observan detalles cromados que buscan transmitir status; y en la parte posterior se produjeron algunos reacomodamientos leves y una reducción del tamaño de la luneta.

Veredicto Miura: Un citycar con más personalidad y un dejo de agresividad. El rediseño en la trompa le sentó muy bien y se posiciona como una alternativa a los vehículos citadinos sonrientes. La ausencia de la línea lateral tan marcara y “tirada” hacia adelante le quitó dinamismo visual, pero las nuevas superficies más limpias lucen más elegantes y menos pretensiosas. Respecto del interior, lo que se aprecia a simple vista es una evolución muy positiva en cuanto a formas y a la tecnología ahora disponible para sus ocupantes. El diseño continúa siendo “muy Kia” y, si la calidad de materiales es tan buena como la marca promete, la combinación con el arsenal de equipamiento disponible podría resultar en una combinación realmente atractiva y competitiva. El avance en cuanto a la seguridad también es muy positivo, destacándose la presencia del frenado autónomo de emergencia. Sin dudas, este chiquitín haría sonrojar a vehículos premium de nuestro mercado, que a pesar de costar más de $100.000 USD no ofrecen este dispositivo. Ojalá Kia apueste por la seguridad y lo incluya en la configuración para la Argentina.

¿Llegará a la Argentina?  Aún no hay confirmación oficial de la marca, pero es de esperar que este modelo llegue al país para reemplazar al actual Picanto.

COMENTARIOS

MiuraMag: la revista

COMPRAR