RECOMENDADOS

Hora del Brandy, desde España hasta Francia

Naturalmente el disfrute del Brandy, como todas las bebidas, debe ajustarse a los gustos del consumidor. Tradicionalmente, el uso de la copa balón se ha asociado a una temperatura cercana a los veinte grados, pues la propia forma de la copa favorece el contacto con la mano y por tanto el mantenimiento de una cierta temperatura. Desde luego se desaconseja totalmente la antigua costumbre de calentar el brandy, mediante pequeños dispositivos de llama o incluso calentando previamente la copa. Esta práctica provoca una descomposición del equilibrio aromático del brandy, al favorecer la evaporación de sus componentes más volátiles e intensificar la sensación alcohólica.

La recomendación es servir el Brandy entre 10 y (como máximo) 15 grados centígrados, de modo que la apreciación de sus distintos matices aromáticos y gustativos, se produzca de forma armónica.

A una temperatura de unos 12º C, y ayudado por un movimiento suave de la copa, el brandy va desplegando todos sus aromas, desde los más volátiles hasta los más sutiles.

Nada mejor para poner en práctica estos consejos que los brandies españoles de González Byass, con DO Jerez, y el brandy francés de Bardinet, Napoleón VSOP.

COMENTARIOS