FORD SE COMPROMETE CON EL DESARROLLO DE BATERÍAS PARA ENTREGAR A ESCALA EN EE.UU.

Ford y SK Innovation anunciaron que firmaron un memorándum de entendimiento (MoU, según sus siglas en inglés) para formar un joint Venture —que se llamará BlueOvalSK— para producir celdas y matrices de baterías en los Estados Unidos.

Ford y SK Innovation anunciaron que firmaron un memorándum de entendimiento (MoU, según sus siglas en inglés) para formar un joint venture—que se llamará BlueOvalSK— para producir aproximadamente 60 GWh por año de celdas de batería de tracción y módulos de matriz, comenzando a mediados de la década, con potencial para expandirse.

“Este MoU es solo el comienzo; es una parte clave de nuestro plan para integrar capacidades fundamentales que puedan diferenciar a Ford en el futuro”, dijo Jim Farley, presidente y CEO de Ford. “No cederemos nuestro futuro a nadie”.

“Estamos encantados de estar colaborando con Ford, una automotriz líder e icónica de América. Ford es hoy uno de los jugadores más activos en la electrificación de vehículos. Estamos orgullosos de estar abriendo este nuevo capítulo en su larga historia”, dijo Kim Jun, CEO y presidente de SK Innovation. “Nuestro joint venture con Ford jugará un rol esencial en la conformación de la cadena de valor de los vehículos eléctricos en los Estados Unidos, un objetivo clave en la administración actual”.

La creación del joint venture está sujeto a los acuerdos definitivos, aprobaciones regulatorias y otras condiciones. Las celdas y matrices de nueva generación serán usadas para alimentar varios vehículos eléctricos con batería de Ford.

“A través de este negocio conjunto, Ford y SKI desarrollarán e industrializarán celdas de batería a escala que están diseñadas para entregar rendimiento óptimo y valor para nuestros clientes de Ford y Lincoln”, dijo Lisa Drake, gerenta de operaciones de Ford Estados Unidos. “SKI es un socio importante para ayudar a entregar baterías con un mejor rango y valor para nuestros vehículos totalmente eléctricos para mediados de década”.

El plan global de vehículos totalmente eléctricos de Ford requiere de celdas de batería con una capacidad de 240 gigawatt horas para 2030 —casi la capacidad equivalente a 10 plantas—. Aproximadamente, 140 GWh serán pedidos en Estados Unidos, con el balance dedicado a otras regiones clave, incluyendo Europa y China.

“Automotrices globales han venerado las baterías de vehículos eléctricos de SK Innovations por su seguridad, gran capacidad y larga vida”, dijo Jee Dong-seob, líder del Negocio de Baterías de SK Innovation. “SK Innovation proveerá de baterías para la versión totalmente eléctrica de la legendaria pickup y líder en ventas, F-150. Estamos emocionados por acompañar la electrificación de un vehículo que representa lo mejor de la industria automotriz norteamericana”. 

SK Innovation es un conglomerado global de energía centralizado en Seúl, Corea del Sur. La compañía ha liderado el desarrollo de baterías para vehículos eléctricos medianos y grandes desde 1991 y ha expandido sus operaciones de baterías globalmente desde 2010. SK ya opera una planta de baterías en Commerce en Georgia, Estados Unidos —proveyendo a dos empresas automotrices globales del sector— y está expandiendo su capacidad de producción en la Unión Europea y China. SK Innovation planea convertirse en uno de los tres mejores proveedores de baterías para vehículos eléctricos del mundo para 2025 con una capacidad de producción global superior a 125GWh.

SK Innovation se ha especializado en el desarrollo y comercialización de tecnología para baterías de níquel NCM. La compañía ha desarrollado la primera batería NCM-811 del mundo en 2016 y continúa innovando y desarrollando la primera batería Níquel 9 del mundo, la cual será producida masivamente en Estados Unidos y se utilizará para la F-150 Lightning.

Ford, fortaleciendo el momento de los vehículos electrificados 

Ford planea liderar la revolución de la electrificación de vehículos, incluyendo la entrega de la quinta generación de baterías de ion litio, así como también, preparándose para la transición hacia baterías de estado sólido, las cuales prometen un mayor alcance, menor costo y más seguridad en los vehículos eléctricos para sus clientes.

Este año, Ford anunció su compromiso para invertir al menos 30 mil millones de dólares hasta 2025 con el objetivo de entregar vehículos conectados, completamente eléctricos, construyendo sobre sus áreas de fortaleza, empezando con versiones electrificadas de sus marcas más populares, incluyendo el Mustang Mach-E, la E-Transit y la F-150 Lightning.

Para apoyar estos planes de baterías a largo plazo, Ford está invirtiendo en la investigación y desarrollo de baterías. El mes pasado, Ford anunció un nuevo centro global de excelencia de baterías llamado Ford Ion Park para acelerar la investigación en tecnologías de baterías y celdas de baterías, incluyendo a futuro la producción de baterías.

Ford se basa en casi dos décadas de experiencia en baterías centralizando un equipo interdisciplinario de 150 expertos en el desarrollo de tecnología para baterías, investigación, manufactura, planificación, compra, calidad y finanzas para ayudar a Ford a desarrollar y producir celdas de baterías y baterías rápidamente, con el objetivo final de entregar más vehículos electrificados, hasta mejores, y con menores costos a sus clientes.

El equipo de Ford Ion Park ya está trabajando. Además, el año próximo se abrirá un laboratorio de aprendizaje colaborativo de 185 millones de dólares en el sudeste de Michigan dedicado a desarrollar, testear y construir celdas de baterías y matrices de celdas para vehículos.

A comienzos del pasado mes, Ford también anunció que está aumentando su inversión en Energía Sólida, una industria líder en producir baterías de estado sólido para vehículos eléctricos. Invirtiendo inicialmente en Energía Sólida en 2019, Ford está haciendo una inversión adicional equitativa para ayudar a acelerar el rápido desarrollo de tecnología de baterías de estado sólido para vehículos, contribuyendo con 130 millones de dólares en una ronda de inversión de Series B, donde el Grupo BMW se convierte en dueño equitativo junto con Ford.

Las baterías de estado sólido representan una gran promesa. No utilizan el electrolito líquido encontrado en las baterías convencionales de ion litio, pueden ser más livianas, con una gran densidad energética y proveer más alcance con menor costo. También, se pueden hacer con las líneas de batería de ion litio actuales, permitiendo que Ford reutilice casi el 70% de su inversión de capital en las líneas de manufactura de ion litio.

 

Experiencia en electrificación comprobada

SK Innovation tiene un récord infalible de salud y seguridad y no ha registrado un solo incendio en vehículos eléctricos con batería.

Ford se ha involucrado activamente en la investigación y desarrollo de baterías para vehículos eléctricos, comenzando con Henry Ford y Thomas Edison. A la fecha, la compañía ha asegurado más de 2500 patentes estadounidenses en tecnologías de electrificación, junto con otras 4300 patentes pendientes.

Desde 2004, Ford ha vendido más de 1 millón de vehículos híbridos, híbridos enchufables y totalmente eléctricos e integrado cuatro generaciones de baterías en sus vehículos. Para fines de este año, la compañía estará produciendo vehículos electrificados y tecnologías de apoyo en más de 15 plantas de ensamblaje a nivel global.

Ford ha ensamblado paquetes de baterías híbridas y motores eléctricos en Michigan desde 2012. El mismo año, Ford ha invertido 135 millones para diseñar, construir y producir estos componentes para híbridos. Esto incluye la combinación de 170 puestos de trabajo en la planta Rawsonville para ensamblar baterías y en la planta de Transmisión de VanDyke para ensamblar motores eléctricos, además de la incorporación de más de 50 ingenieros de vehículos eléctricos.

COMENTARIOS